927 797 399 asistencia@tuvivienda.pe
Curiosidades

El edificio de madera más alto del mundo está en Noruega

edificio de madera
262vistas

Hace poco más de cuatro meses, en Noruega, se dio término a la construcción de la Torre Mjösa en Brumunddal: un edificio hecho de madera.

Quienes deseen ver en el lugar a esta proeza de 18 pisos de la construcción en Europa tendrán que ir pues hasta Noruega y a unos 110 kilómetros de la ciudad de Oslo podrán ver la imponente torre.

El edificio de madera más alto del mundo ha sido diseñado por el estudio Voll Arkitekter. Su altura alcanza los 85,4 metros de altura: supera de esta forma por 1,4 metros al HoHo Wien en Austria (84 metros) y por 20,4 metros al Monasterio Peri-Săpânţa en Rumania (75 metros).

Como podrán imaginar, por ser la Torre Mjösa en Brumunddal un edificio hecho de madera, la seguridad contra los incendios constituyó una de las preocupaciones de quienes la concibieron.

Para que tengan una idea de las medidas que se han tomado para dar cara a un incendio es bueno subrayar que el edificio cuenta con un sistema de rociadores para todo el edificio. Y que cada piso ha sido construido con materiales capaces de resistir un incendio de una duración de hasta 90 minutos.

La madera usada para levantar este edificio de 18 pisos es la Kerto LVL. Es decir una madera, producida por la empresa finlandesa Metsä Wood, que permite un uso sostenible de los recursos dado que facilita el ahorro de muchos recursos.

Metsä Wood, no está demás decir, entre otras medidas, hace uso tan solo de bioenergía: genera pocos desechos y los fragmentos de madera que no son utilizables para la construcción son utilizados para producir pulpa o para generar energía.

Es bueno saber asimismo que si bien el esqueleto y la fachada del edificio han sido construidos echando mano del Kerto LVL, para las cubiertas de los pisos superiores, donde se hallan ubicados los apartamentos, se utilizaron asimismo hormigón. Una decisión adoptada con miras a evitar balanceos.

Cuatro meses después de haber sido finalizada, se puede decir que la Torre Mjösa no solo se ha convertido en el símbolo de un país como Noruega que apuesta por la sostenibilidad ecológica, sino también en un catalizador de cambios en las tendencias en construcción a nivel planetario.

La construcción de la Torre Mjösa en Brumunddal nos muestra que es posible dar con fórmulas sostenibles, es decir con poco impacto ecológico. Todo ello teniendo en cuenta altos estándares de calidad y comodidad.

¡Una verdadera maravilla!

 

Leave a Response